Review: Wonder Woman

Wonder-Woman.jpg

El lunes fui con #Novia a ver la película de Wonder Woman. Debo decir que fui con impresiones cruzadas, la verdad no confio mucho en Warner y sus productores para hacer una película de superhéroes, pero en estos últimos días me llegaron muchas buenas opiniones del trabajo que habían realizado, así que sin querer ir ilusionado tampoco quería ir completamente esperando una basura.

Mi primera impresión fue buena, excelente elección de actores o mejor dicho actrices ya que me encantaron los roles de Hipolita y de Antíope, sobre todo esta ultima que debo decir en un comienzo no la reconocí como la protagonista de una de mis películas favoritas de todos los tiempos (Princess Bride) realmente estuvo estos últimos meses en el gimnasio.

Lo que mas me gusto de una película que en terminos generales me gusto mucho y por lejos es lo mejor que hizo Warner en mucho tiempo. Fue el crecimiento de Diana, la evolución del personaje, de una Amazona con un ideal pero inocente o mejor dicho naif, a una mujer que entiende que no hay negros y blancos sino muchos grises en la humanidad que esta destinada a proteger.

 

Sacrificio

 

11535_205755

Caía la noche sobre Heigen no Otaku (La llanura de la guerra) en el centro de las tierras León. Bajo la desvanecida sombra de un enorme árbol de cerezo se encontraba una pareja de samuráis, viendo el atardecer, la imagen de la madre Amateratsu ocultarse detrás de las montañas del paso de Beiden se encontraba entre las mejores puestas del sol de todo el Imperio Esmeralda.

El hombr6635_Isawa_Meisuru_2e tenia los rasgos firmes de alguien que se forjo en la batalla, en el rostro mostraba orgulloso las cicatrices ganadas durante la batalla en la que la fuerza unida de Rokugan salvo al Imperio de la garra oscura de Fu Leng. Ella era bastante más modesta y pequeña que él, un bolso de pergaminos a su lado, que ostentaba el mismo mon que ella a su espalda, el poderoso fénix, la identificaba como un shugenya. Observaban el atardecer sin decir palabras, uno al lado del otro, solo sus manos entrelazadas eran el único símbolo de intimidad que había entre ellos, mientras compartían este instante en el tiempo.

El dejo de mirar hacia el horizonte, para mirarla, ella notando la caricia de su mirada se giro para que sus ojos se encontraran, y un sonrisa cómplice apareció en los labios de ambos. Él abrió la boca para decir algo, era preciso que dijera lo que sentía, después de tanto tiempo. Ella levanto la mano que tenia libre y la poso delicadamente sobre los labios de el.

-No es preciso que digas nada Shuke-kun, este momento es perfecto así, compartiendo el silencio bajo el calor de nuestra señora Amateratsu –dijo ella suavemente.

El tímidamente quito la mano que cubría sus labios, casi con vergüenza de los pensamientos que habitaban en su mente, y sin estar seguro de querer dejar de sentir sus suaves manos en su rostro. Pero ella era tan hermosa, con la luz del sol en la cara, con esos dos mechones que siempre la caían en el rostro.

-Quiero pedir tu mano Kasumi-chan, quiero que seas mi esposa, mis padres están de acuerdo.

Ella lo miro como tantas veces antes lo había hecho, y quiso sonreír, ser feliz, pero una tímida lagrima comenzó a caer por su mejilla.

-Yo también quiero –dijo con la voz ahogándose en su interior.

Con él ultimo rayo de luz, que toco el suelo de las tierra León, toda la luz se desvaneció, llevándose el cielo, la tierra, los árboles y las montañas, llevándose la alegría, los sueños y el futuro, la volvió a dejar sola en la misma habitación de siempre, acariciando entre sus manos la pequeña piedra de obsidiana. Escucho los pasos con el tiempo suficiente para ocultar la gema entre su obi y ponerse en posición de sumisión en dirección a la puerta, al abrirse entro el emperador, el mismo que antes era conocido c7173_Emporer_at_Tomb_2omo Hantei XXXIX, pero el impío fulgor verde en sus ojos, lo identificaba como Fu Leng. Entro corriendo la puerta sin tocarla, los poderes de un dios estaban mas allá de toda comprensión. Al verla postrada, el emperador solo sonrió, pero cuando sintió el poder en el aire, hecho a reír como lo había hecho decenas de veces antes de esta.

-Has vuelto a verlo –grito Fu Leng –Eres tan estúpida, como señor del Jigoku he hecho sufrir a miles, terrores inimaginables, pero tú eres única, en todo este tiempo eres la primera que se ha creado su infierno personal, levántate estoy cansado de ver tu sucia espalda –dijo mientras la pateo para obligarla a alzarse.

Con dificultad la pequeña mujer se levanto

-Vivo para servir mi emperador –dijo ella sin aire

-Eres mía Kasumi, deja de albergar esa ilusión de esperanza en tu corazón, tienes mi mancha en tu ser, soy dueño de tu cuerpo y de tu alma. Nadie va a venir por ti, no después de que los traicionaste.

-Hai sama –no se animaba a mirarlo, sus ojos demoníacos le recordaban en lo que ella misma se hab7412___Wasted_Grounds_2ía convertido, no podía, no tan cerca de haber estado con Shuke

-Alístate necesito que mi oráculo oscuro de agua, realice algunos interrogatorios en unos prisioneros que encontró Tsuko, a el se le mueren rápido, tu eres mas sutil, pero recuerda los prisioneros me gustan muertos o a mi servicio

-Escucho y obedezco sama Kasumi camino hacia el portal de la entrada, pasando al lado del emperador y salió de la habitación cuando sintió un dolor agudo en su rostro, su brazo derecho, su estomago, en todos los puntos donde la mancha era visible, cayo al suelo.

-No te olvidas de algo pequeña –dijo Fu Leng acechándose a ella. Kasumi se levanto y del obi retiro una piedra de obsidiana que le entrego al emperador-Si te portas bien, te dejare jugar un rato con mi prisionero, si no, te aseguro que el Akodo deseara el Jigoku

-Emperador, soy su leal sirviente, voy a encargarme de que sus enemigos, los enemigos del señor Fu Leng lo sepan –dijo cuidando sus palabras, aunque la sonrisa perversa fue un acto reflejo, como tantos otros, ya no era ella misma, era una abominación del señor oscuro.

-Vete no tengo todo el día -Ella camino por el pasillo, con la vista clavada en el suelo, una lagrima recorrió su rostro, quemando como el fuego, se la seco con la manga del kimono.

Levanto la vista orgullosa, nadie tenia que verla así, era miembro del consejo elemental del nuevo emperador no podía mostrar debilidad alguna. Era tan difícil vivir así, metió la mano izquierda, la que todavía le pertenecía, dentro de uno de los pliegues internos de su kimono, buscando el símbolo de su fuerza, de lo que alguna vez fue y quiso. Acaricio una pequeña grulla de metal, y se volvió a decir para si misma “todos debemos hacer sacrificios”.8152_Isawas_water_2

El amor es eterno mientras dura Cap4

Capitulo 4: Confesiones de un sábado por la mañana…

La noche debilita los corazones,
noches de funeral, de vino y rosas.
Brindemos por el amor y sus fracasos,
quizás podamos escoger nuestra derrota.
El sol limpia las calles, la memoria,
feroces pasiones atenúa.
Invéntate el final de cada historia,
que el amor es eterno mientras dura.
Ismael Serrano
El viernes a la noche llego, y la semana paso entre llantos y risas como una vieja película de Tom Hanks. Hoy los estados unidos están tan lejos como la luna, y solo la promesa de unas vacaciones de invierno allá evitaron que me subiera a cualquier barco y me diera la fuga, ahora que lo pienso suena demasiado melodramático, pero la impotencia es la más pura sensación de inutilidad que tiene el ser humano, por que cuando nos dijeron que no podíamos volar soñamos con las nubes e inventamos los aviones. Si hay algo que jamás van a poder contener es la capacidad que tenemos de alcanzar nuestros sueños. Y yo que sueño cada día con ella no puedo tenerla.
El viernes que significa que comienza el fin de semana y a la vez las minis vacaciones del colegio que nunca son vacaciones, ya que después de salir el viernes y el sábado uno termina el domingo peor de lo que estaba el viernes cuando dejo el cole. Cuando salimos del colegio arreglamos para encontrarnos tipo 11 en lo de Fernando para ir a bailar a Coyote (es un boliche que queda cerca del planetario) el año pasado comenzamos a ir a bailar a la noche pese a que la mayoría de nosotros no tiene 18, pero en capital no piden demasiado los documentos y siempre se puede chamullar en la puerta, si te ven bien vestido no te piden nada y te deja pasar de una aunque más de una vez tuvimos que poner cara de serios y hablar de una facultad que no conocemos para lograr entrar.
Siempre me pregunte como seria explicarle lo que es ir a bailar a alguien de otro planeta. Es un lugar con pocas luces o con luces chillonas que poco dejan ver, música demasiado alta como para hablar, pero todos vamos a bailar con la idea de conocer a alguien, muchos dirán que es para divertirse con amigos pero yo no creo demasiado esa versión, nadie necesita encerrarse en un lugar con amigos para pasarla bien y menos pagar 10 pesos de entrada, después podemos hablar de la ropa siempre es importante por que todos le prestan demasiada atención a eso, marca que tipo de persona sos depende la marca que usas y también los colores las combinaciones todo lo que uses habla de vos y te encierra en diferentes grupos de jóvenes. Jajaja esto se esta convirtiendo en un análisis tipo dicovery de la juventud.
Los que nos juntamos en lo de Fer fuimos Pedro, Juan y yo, varios no querían salir pero yo necesitaba mantener ocupada la cabeza en otra cosa que no sea pensar en Lau, así que ellos me hicieron la gamba. Después de bajar del taxi, es demasiado difícil llegar en colectivo, nos pusimos a hacer la cola, detrás de un grupo de 5 chicas, no las vi bien estaba prestando atención a la música que se escuchaba, estaba sonando adentro ?somebody to love de Queen? siempre creí que los mejores temas los pasan antes de que comience a llegar la gente al boliche, pero según Fer estaba una mejor que la otra, claro esta los gustos de Fer nunca son demasiados altos, pero la verdad eran lindas srtas, y como no estaban viendo a nosotros no tardamos demasiado en comenzar a hablar de las mismas cosas sin importancia que pueden hablar chicos y chicas que no se conocen cuando esperan para entrar a bailar.
En menos de 20 minutos me entere de que sus nombres eran Natalia, Laura, Lorena Ana y Verónica, que venían a bailar solas por que sus amigas estaban de novias, que iban al colegio sagrado corazón y acababan de pasar a quinto año, como nosotros, que todas vivían por caballito, cerca de su colegio, Si debo describir a cada una de ellas, Naty era la líder rubia con el pelo lacio made in planchita aunque un rulo que otro había logrado safarse de la purga, tenia los ojos celestes y una sonrisa muy expresiva, estaba vestida con un vestido negro corto que dejaba poco a la imaginación, Laura, si laura como si no hubiera suficientes nombres en el mundo, también era rubia, aunque el lacio era natural en ella y el pelo era largo hasta pasada la mitad de la espalda, los ojos de un marrón claro tirando a miel, estaba vestida con un Jean negro y una remera bastante ajustada su lugar en el grupo supongo que seria el de la inteligente, o por lo menos era la única que demostraba saber hacia adonde quedaba su casa, Luego venia Lore el pelo hubiera sido castaño de no haber sido por los reflejos rojizos que le cubrían todo, lo tenia todo peinado en varios cientos de trencitas pequeñas los ojos eran negros aunque un toque gatuno le daba elegancia a los rasgos de la cara acompañado por una boca tan pequeña como ella, de las 5 era la mas bajita apenas alcanzaba el 1,56 según después me entere, estaba vestida con una pollera color violeta muy corta y una pop blanca con una inscripción violeta que decía en claro ingles que la srta no era ningún ángel, y no lo parecía fue ella la que nos vino a hablar en primera instancia su lugar era el de la mandada, si debo seguir siendo completamente imparcial en mi descripción de las chicas Vero era una verdadero camión con acoplado, morocha de tamaño modelo con cuerpo de promotora tenia los ojos mas azules que jamás había visto, el pelo negro y lacio estaba atado en una cola de caballo y ella vestida demasiado sencilla para si a bailar y era demasiado notorio que sus amigas la habían maquillado, su lugar en el grupo el de la tímida, aunque los chicos cuando nos separamos casi se matan para decidir quien se la quedaba, Ana que por ser la ultima no tiene nada que envidiarle a las otras era pelirroja con el pelo repartido en muchos rulos sin forma definida y el pelo no le llegaba a la mitad de la espalda, los ojos eran verdes y tenia pecas salpicadas en toda la cara que le daba una ternura aniñada, estaba vestida con una pollera cortita de cuero y una remera blanca y negra con un corazón dentro del cual se encontraba el conejo tan conocido, tarde un tiempo en saber cual era su lugar en el grupo, pero finalice decidiendo que era la que balancea a las otras cuatro.
Dentro del boliche las chicas querían estar con nosotros aprovechando que nos habían conocido antes, los chicos no protestaron demasiado y así fue como nos fuimos a la pista central, mis ganas de bailar no llegaron, así que los vi moverse a ellos, como me iban a llegar las ganas después de 4 años de tener siempre a ala misma pareja, hay cosas que no se olvidan demasiado pronto. No paso demasiado tiempo hasta que Fer me llevo hasta la barra y me dijo que era completamente necesario que el doctor me recetaba alcohol en cantidades industriales y diversión para acompañarlo, si no me hacia efecto que lo llamara cuando se me pasara la resaca, Luego de una competencia de tequilas el animo se le sube a cualquiera y es como si los problemas de uno pasaran a ser de otro, los recuerdos y la memoria se va tan lejos que ya no importa, y me puse a bailar como si el momento, el ahora fuera lo único que importase. Me pareció creer que todos perdieron los ánimos de tirarle los galgos a Vero luego de que vieron como le cortaba el rostro a cada chabon que se acercaba, pero no paso demasiado tiempo hasta que Fer y Lore pegaran onda, luego de unos bailes vi como se alejaban juntos hacia los reservados, debería contar lo que paso ahí adentro o que hubo entre Naty y Juan o la vuelta para comprar algo de 2 horas de Pedro y Lau. Pero no afecta demasiado a los que les quiero contar con este pequeño diario de una noche de viernes.
Ana se fue a dar una vuelta por el boliche dejándome solo con Vero, en mi mundo particular y con las vueltas que daba el mundo no preste demasiado atención a esto. Simplemente bailaba escuchando la música, y sin música también hubiese seguido bailando el meneadito daba para todo solo o acompañado. Como todas las noches de baile, hay un momento en el cual al dj se le ocurre meter un par de temas lentos, y así fue como un enganche demasiado malo dio a poner ?November rain de G?NR? la saque a bailar mas por no quererme mover que para bailar un lento, el estar rodeado de parejas en una pista solo, puede ser demasiado intimidante, mas cuando algunas luces giran demasiado rápido. Como dije antes, bah no recuerdo bien que anote o que me olvide, Vero era alta media casi 1,75 y bailando un lento parecía estar hecha a mi medida, comenzó siendo algo como de asalto de primaria, brazos tomando distancia y con miedo de arrugar la ropa del otro, pero entre mi mareo y lo que la noche dictaba poco a poco nos fuimos acercando, fue algo demasiado raro para mi, después de pasar tanto tiempo con Lau me termine acostumbrando a su olor, era como de manzana y miel, en cambio Vero tenia un aroma de aceite de bebe y anana, decir que fue el alcohol es estúpido fui yo, el alcohol no le dice a nadie que tiene que hacer ni mucho menos es una pastilla para olvidar las cosas, yo la busque y yo la bese yo le acaricie la cara mientras a lo lejos se escuchaban los guns y cerré los ojos para olvidarme de donde estaba, yo con mis manos le corrí el pelo y le bese el cuello, fui yo la lleve afuera y continué con un baile, un ritmo que poco tenían que ver con la música que sonaba de fondo, yo sentí ese orgullo al ver que otros me veían con esa mujer y también fui yo quien estuve toda la noche con ella pese a que sabia que a la mañana de nada me iba a servir, y que nada iba a solucionar. Que quiero decir con esto Sres. del jurado, que no hice nada que haya estado mal, no obligue a nadie a estar conmigo, no engañe a nadie estando con ella, pero aun así me siento mal conmigo mismo, y me pregunto por que?
Claro esta que cuando amaneció las acompañamos a tomarse un taxi e hicimos el intercambio de teléfonos, la seguí tratando como alguien especial, por que lo era, aunque yo no lo sintiese y ella no tenia la culpa de nada. Luego las preguntas y los intercambios de anécdotas de siempre que no llegan a ningún lado, llegue a mi casa a tiempo para rescatar la ultima media luna y escribir esto mientras escucho un agudo chillido a lo lejos y siento que se inauguro una obra en construcción en mi cabeza. Me pregunto por que hice lo que hice, y no si estuvo bien o si estuvo mal, quizás el tan solo hacer la pregunta ya es un signo de que estoy madurando. Mañana será otro día y tengo tiempo para decidir si la voy a llamar o no, por lo pronto buenas noches Sres. del jurado me voy a dormir.
T.

Lagrimas Carmesí Cap2

Capitulo 2; Amor a primera vista

No pude dormir, con el laúd cante a la noche mientras con las estrellas dibuje su rostro en el firmamento, tenía su rostro atrapado en mi corazón y no podía olvidarla. El amanecer me sorprendió componiendo y el hambre me llevo a caminar el trecho que me separaba del próximo poblado.
Llegue a la plaza principal y presto por el hambre cante sobre héroes y batallas, sobre amores eternos e imposibles canciones conocidas y desconocidas algunos se acercaban tímidos otros más rápido a escuchar noticias, tiraron monedas algunos, cuando vi lo suficiente para poder comer mi primer alimento después de un día de ayuno forzado, decidí detener la función prometiendo seguir mas tarde.
En una taberna conseguí comida y una buena cerveza ambas cosas que se me habían negado durante un largo tiempo, con él estomago lleno y algo cansado busque algún lugar donde poder tirarme a descansar sin molestar a nadie dentro del pueblo, ahí donde encontré un hueco verde cercano a una de las salidas me tire a descansar esperando soñar con mi hermoso amor.
Bailando en el centro de un bosque siguiendo la música de una orquesta de cigarras, la veo y me mira en un momento eterno…
–…Señor… señor… señor
– Mmmm, no soy señor…
-Pero no sé su nombre caballero
-Tampoco soy un caballero –fue ahí cuando reconocí su voz y me obligue a abrir los ojos
-Es usted muy gracioso, pero no respondió mi pregunta –tanta inocencia tenia su voz
-Podes llamarme como quieras mientras me llames para estar contigo
-Jajaja demasiado galante como para que sea seguro hablar con usted
-Me han dicho de muchas maneras pero galante es algo que dicho por usted suena como algo notable
-Todavía no me ha dicho su nombre
-Y se lo diré tantas veces como para que lo recuerde como yo al suyo, pero puedo pedirle algo antes
-No se si me conviene comprometerme con usted temo de lo que pueda pedir
-No es nada que no pueda darme sin representar mayor esfuerzo de su parte
-Hable y veré si puedo complacerlo
-Claro que puede, tráteme con mayor confianza yo se la ofrezco si usted la acepta
-Es justo, acepto. Ahora su nombre
-Mi nombre es William, y a partir de anoche mi nombre esta atado por hilos lunares a su nombre Srta. Fiona
-Es usted… sos hábil con las palabras
-Solo soy el mensajero que dice lo que dicta mi corazón
-No es el momento ni el lugar William podrían escucharte
-Que me escuche el mundo lo que siento es hermoso y lo gritaría a los vientos
-Shhhh si gritas me tendré que ir y seria una lastima dejar de compartir tan linda conversación
-De quien te escondes Fiona, que debemos hablar en susurros
-No me escondo, mis hermanos son recelosos de mi compañías y debo respetar su decisión ya que soy la menor
-Y tus padres a quien debo ir a pedirle tu mano
-Jajaja no pretenda volar William si no tiene alas
-Alas tengo me las has dado tu cuando mi corazón conoció al tuyo
-Las alas de ensueño tienden a desaparecer en un mundo tan lleno de desilusión
-Pero mi amor mi sueño es real por que estoy hablando contigo
-Y sus alas son reales o tan solo otra ilusión… debo irme
-Por que? ¿Cuándo nos veremos de nuevo? Donde?
-no podrá ser, incluso no debería haberlo buscado ahora
-Pero lo has hecho entonces quieres verme nuevamente
-No importa lo que yo quiera
-Para mi si importa
-A media noche en el lugar donde nos conocimos
-Ahí te esperare mi princesa
-Tenia razón demasiado galante para que sea seguro…
Y en silencio, solo por un instante nuestros ojos se cruzaron y sentí pasar la eternidad en un solo juramento de amor que nos hicimos sin que ninguno dijera palabra
El amor llama al amor y como yo la encontré ella me busco, corresponde mi amor y con ella la dicha es mía, alegría mas dulce no podría ser sentida por ningún ser vivo en esta hermosa tierra. Un hogar y niños ser padre cuantas cosas que creí imposibles se me habían presentado en tan poco tiempo, ella correspondía a mi amor y todo era posible.

Con ella en mis pensamientos solo podía cantar canciones de amor, con ella en mi corazón solo contaba historias románticas, la segunda función fue la que mas arranco suspiros en las mujeres, que fueron mi único publico ya que los demas que escuchaban mis relatos se iban desilusionados. El amor sé sentia en mi voz, y eso basto para que las mujeres me dieran lo suficiente como para comer algo antes de volver a ver a mi hermosa musa, la bella Fiona. Un hombre se me acerco mientras contaba monedas y guardaba un par de mendrugos de pan que los mas pobres entre mi publico dejaban sobre el sombrero. Estaba entrado en años los pobres cabellos plateados hacían tremendo esfuerzo por mantener cubierta la cabeza, pero vestía elegante y las joyas llamaron suficiente mi atención como para abandonar la tarea de contar mi botín. -Buenas tardes joven es usted un gran interprete –me dijo con una sonrisa forzada en el rostro -Le gusto mi actuación –le dije acercando el sombrero. Deposito dos monedas de oro que superaban ampliamente la suma de los otro donativos. -Es usted muy amable mi señor. -Tanto yo como mi señora sabemos valorar a los jóvenes que poseen talento artístico -Y yo soy joven y soy artístico, donde se encuentra su esposa, quisiera agradecer su pago con una canción dedicada a ella. -No me entendió ella es mi señora, mi baronesa, no mi esposa. Además ella no se encuentra aquí, ella esta en la mansión. Mansión mas aprecio artístico era como monedas en el bolsillo y monedas de oro si sabia cantar las canciones adecuadas. -Me encantaría tocar para su baronesa, puedo acompañarlo a su mansión, si es que la lady no le gusta acercarse al pueblo. -Lamentablemente ella esta descansando ayer tuvo una recepción hasta altas horas de la noche y el sueño la venció a penas salió el sol -Quizás mas tarde, sepa que puedo agradecerle su donación a cualquier hora y aceptar nuevas si usted cree que mi talento artístico las merece. -jajajaj joven, talentoso y ambicioso mi señora Alexandra estará muy complacido con usted. -ajajaj y yo con ustedes si el pago es bueno -No se preocupe sabremos valorar su tiempo, venga a la mansión pasado el atardecer, se encuentra unos kilómetros pasando la ciudad, es imposible perderse. Sea puntual mi señora querrá escuchar su música antes de… cenar. -Ahí estaré, señor Una oportunidad única ya no seria un pobre vagabundo trabajando por monedas, ahora podría conseguir una mecenas, mejor aun una mecenas muy rica y que aprecia el arte. Podría darnos suficientes para mantenernos bien a los dos, a mi y a la hermosa Fiona, que mas podría pedirle a dios, ya me ha dado demasiado… La emoción crecía en mis pensamientos tanto, que no pude escuchar a mi conciencia que me decía que algo estaba terriblemente mal.

Lagrimas Carmesí Cap1

Capitulo 1: El encuentro

Luego de buscarlo por tanto tiempo por fin había dado con él, en un bar de nombre “Camino Cerrado” en la parte más oscura de la ciudad. Por meses creí que perseguía un fantasma, pero cuando me contaron por primera vez de él, sabía que tenía que conocerlo, escuchar su música, sentir su música.
Tuve que prometer buenas propinas a quien me diera cualquier dato sobre el: barman, mozas, porteros y hasta prostitutas fueron tentados con un futuro en verde si me hacían llegar al próximo bar donde tocara. Y así fue por fin luego de más de dos meses de espera lo había conseguido una buena mesa lo suficientemente cerca del precario escenario como para poder vivir lo que el guitarrista dejara en sus compases.
Me encontraba bebiendo mi propia ambrosia de naranja con frutilla y un leve toque de ron cuando sin saber cómo había llegado al escenario, escuche los primeros acordes y solo eso basto para que me dejara llevar por las caricias de su música hacia un lugar lejano.

Aun puedo verla, justo antes del amanecer, cuando todo mi ser me grita para que me esconda de febo, la veo en el firmamento sonriendo. Pelo como tiernos hilos de oro arremolinado, ojos verdes profundos como el mismo océano. Podría describir su piel, su voz, sus labios, su cuerpo, pero qué sentido tendría? Como describir el sueño de los hombres cuando quieren soñar con las musas de la belleza, ella es una de ellas.

Todo era más simple antes de conocerla, más sencilla es la vida cuando no tienes nada que perder. El inmenso cielo estrellado fue el único techo que conocí, y las vastas praderas verdes de Irlanda eran mi cama. No necesitaba mucho más, la inspiración y mi voz siempre fueron mi herramienta, el público improvisado de cada pueblo me daba cuanto necesitaba para comer. Historias de valientes héroes enfrentándose a terrores horribles para que los niños conocieran lo que es el coraje, historias de príncipes y princesas luchando por su amor para que las jovencitas suspiraran de amor. Vivía de aplausos y sus donaciones eran mi sustento
Llevaba más de medio día de viaje cuando el calor amotino a mi montura, y el destino o la promesa de agua fresca lo condujo mas allá de mis protestas a una laguna poco más allá del camino por donde viajábamos, viendo que mi sediento corcel no iba a hacer caso a razones o argumentos lo acompañe a beber del lago y encontramos refugio a la sombra de un viejo roble, el se recostó para descansar y yo saque mi instrumento para sentir la seguridad de sus cuerdas. Al tocarlas comencé a tararear una vieja melodía sin letra que me recordaba a una canción de cuna, perdido en mis recuerdos no note su presencia hasta que se animo a responder a mis bruscos acordes con su voz, ahí a escasos metros míos se encontraba la dama del lago la mujer que había vuelto loco de amor a Merlín, al verla mis manos dejaron de tocar lo que la despertó de su propio ensueño y al ver que yo la había visto, note la sorpresa en sus ojos, sin mediar palabra se echo a correr, la breve distancia que nos unía antes se ensancho y no podía permitirlo.
Corrí como un poseso al ver que mi fiel amigo no iba a serme de mucha ayuda, pero ella no solo era hermosa además era bastante mas rápida que mis pobres pies. Mas allá del dolor y el cansancio, quería alcanzarla saber si era real o un espejismo producido por el calor y mi imaginación demasiado productiva. Saque fuerzas de donde no tenia, pero no tenia oportunidad contra ella, casi con desesperanza atine a gritar una sola frase.
-Por favor no te vayas.
-No puedo quedarme, ni siquiera debería hablar contigo, mis hermanos –sus ojos verdes buscaron en el bosque queriendo ver más allá de los árboles.
-Que vengan tus hermanos me enfrentaría a ellos si eso me permitiese poder escuchar tu voz –blandí mi instrumento haciendo gala de mis pocas habilidades marciales
-No, jamás digas eso, ellos no pueden verte, mucho menos verte conmigo sería terrible –podía sentir el miedo en su voz.
-Entones no lo haré no quiero hacer nada que te haga temer, quiero ser tu caballero en armadura para protegerte
-Jajaja siempre hablas con locuras, soñador
-No son locuras mi hermosa señora, quiero ser lo que tú quieras, si eso me permite estar contigo.
-Tendrías que ser mucho más de lo que eres, pero es una lástima que ni en los sueños exista el poder para hacerlo realidad
-Viví toda mi vida de los sueños, se de lo que son capaces y se que si lo quieres podemos ser capaces de estar juntos mas allá de tu familia, o de la carencia de la mía
-Lindas, hermosas palabras tienes el don de ellas, pero yo también entiendo algo de los sueños, y los hombres han dejado de soñar, cada día quedan menos…
-Al contrario mi señora –la interrumpí – todas las noches nace un soñador…
-Y todos los días muere un sueño –note la tristeza en su mirada.
-Pero si soñamos juntos no morirían
-Eso no puede ser… mis hermanos, debo irme –volvió a escaparse, alejándose de mí.
Mucho más rápida que yo no podía alcanzar a penas alcance a gritar una última vez
-Por favor mi señora su nombre –con ese último aliento caí en el pasto agotado
El viento me trajo un suspiro y los árboles eran el filtro que me dejaron oír entre sus ramas su voz, su nombre, era Fiona.

El amor es eterno mientras dura Cap3

Capítulo 3: Recuerdos y Finales

247 dólares y 50 centavos… Doscientos cuarenta y siete dólares y cincuenta centavos… si vendo la Gibson con suerte me dan 400 el amplificador 150 sigo quedándome corto por 202 dólares y cincuenta centavos, como puede ser tan difícil conseguir mil dólares, y una vez que los tenga, que hago? Sacar el pasaje tengo que verla, tenemos que hablar. Claro que todavía esta el pequeño problema de conseguir que los viejos firmen el permiso para irme, que en realidad no es tan pequeño ya me imagino a mama, tratando de usar su psicología cosmo y a papa siendo más directo y simple al decirme que no. De alguna forma tengo que verla, no puede terminar así, tantos años, tanto amor, no se puede terminar en que las distancia termina separando todo lo que conseguimos juntos…

Casi 4 años atrás…

El aire estaba húmedo como pileta de colonia, y el cielo no dejaba de llorar sus penas para congelar a los pobres peatones. Tu habitación era el eco de una casa vacía, y con una toalla tamaño permiso comienzo a secarte la cara, me hago el tiempo suficiente para secarte el pelo y mirarte a los ojos, donde te descubro temblando, será de frió me pregunto. Te levanto los brazos para poder sacarte la remera empapada acaricio tu cuerpo buscando la manera más tierna de abrigarte envolviendo tu cuerpo en un abrazo. Sin pensarlo bese tu frente, tu nariz y busque tu boca. La necesitaba para darme calor, para apagarme la sed, luego tu cama y demasiadas caricias como para contarlas, el resto de nuestra ropa duro demasiado poco y tu acolchado se convirtió en nuestro campamento improvisado: Tus labios y los míos actores novatos, improvisando una película y la lluvia dándole ritmo a una canción de amor que jamás se va a escribir. Te reconocí tu cuerpo bajo la frazada usando solo mi boca como guía, sentí la duda en tu vientre una parte tenia miedo de lo que podría pasar y otra me invitaba a ser yo quien te haga mujer. Volví a besarte tantas veces como el aliento me dejo, recuerdo como te mire y solo dije dos palabras, me respondiste con un beso y esa tarde entendí todo, por que nacemos, por que nos buscamos, por que vivimos y por que morimos, entendí que el amor se hace presente cuando nos entregamos por completo sin miedo y aprendí a deshacerme de mis complejos cuando estoy contigo, supe que el amor no se hace por que no se crea ni se destruye el amor siempre estuvo ahí, y cuando por fin pudimos estar juntos descubrí que nunca estaría solo por que este momento siempre estaría conmigo. El fuego ardió como una estrella fugaz rompiendo la oscuridad de la noche y morí en tus brazos y vos en los míos, la paz y el cansancio nos hicieron compañía te abrace tan fuerte como para no dejarte ir, y sentí como te quedaste dormida apoyada en mi pecho, el miedo a la llegada de tus viejos no me dejo dormir, me quede mirando la ventana y la lluvia ya no me pareció tan fría y desde ese día estoy enamorado de las tardes lluviosas.

El amor es eterno mientras dura Cap2

Capítulo 2: La soledad de un cuarto vació

Ojalá por lo menos que me lleve la muerte,
para no verte tanto, para no verte siempre
En todos los segundos, en todas las visiones.
Ojalá que no pueda
tocarte ni en canciones.
Silvio Rodriguez
En un barrio cualquier me muevo, recorro calles llena de casas y negocios que 
se amontonan para crear el paisaje cerrado de una gran ciudad, justo enfrente 
de una panadería disfrazada a la moda como confitería encuentro 
una casa de dos pisos pintada con ladrillos y protegida por una reja color azul, 
espió a través de la guardia de facto y observo una cochera con 
un portón bordo, dos enanos de jardín que me miran curiosos mientras 
se sostienen como pueden en un jardín tamaño ciudad, un ventanal 
que deja salir las ilusiones de la casa y deja entrar la luz, sobre el buzón 
un timbre y sobre la puerta una cámara que vigila a los peatones. 

La puerta se abre a mis deseos y me sorprende una pared de color vainilla sobre 
la que descansa una foto familiar tamaño recuerdo y un escolta en forma 
de perchero me recibe agachando al cabeza., doblo por el camino que me presenta 
el suelo imitación madera encerado como espejo y me espera un living 
con bar sillones y hasta una mesa demasiado baja como para ser útil en 
una cena, pero demasiada alta como para darle un toque oriental al lugar, lo 
atravieso esquivando almohadones enormes, atravieso un pequeño portal 
y observo una mesa de vidrio con 6 sillas haciendo juego dos cuadras y otras 
variantes de la misma foto de la entrada, dos puertas mas y una escalera se 
dividen el cuarto de la mesa, subo por la escalera de madera que me permite 
alcanzar el segundo piso, dejando el primero para mas tarde, un pasillo con 
tres puertas es todo lo que veo.

Detrás de una puerta de madera, coronada con un escudo blanco y rojo 
mas pintado con pasión que con técnica, se encuentra un mundo 
diferente, me cuelo por la cerradura y observo lo que existe alrededor mío, 
Abrigando al suelo se encuentra una alfombra que recuerda el color azul, acompañando 
a una de las paredes justo debajo del único espacio que deja entrar el
sol a la habitación se encuentra una cama a medio a hacer, aunque el
termino correcto seria a medio deshacer, las sabanas celestes y blancas envuelven 
a un colchón de mas de un plaza, suficiente como para que dos duerman 
abrazados, escapándose de la cama se encuentra un cubrecama de color 
blanco, que contrasta con el color gris de las paredes, paredes empapeladas 
de papeles de caramelos, dibujos, recuerdos y fotos de dos personas que ya no 
habitan en el mismo mundo. Dos personas que solían ser felices , dibujando 
las sonrisas en las fotos que decoran la habitación, sobre uno de los 
lados se esconde un placard lleno de recuerdos y ropa digamos en un 50 y 50, 
ropa doblada y ordenada recuerdos revueltos y ajenos, sobre una mesa de luz 
que hace pareja con la cama se encuentra un radió despertador que esta 
durmiendo, y un libro que se comienza cada noche en el mismo lugar. Sobre el 
suelo escondiendo la alfombra se encuentran un mar de papeles, en su mayoría 
medias canciones y una guitarra que hace mucho que nadie acaricia, no hay motivos 
para tocar. Haciéndole frente a la cama se encuentra un escritorio pintado 
de azul, el único lugar realmente ordenado de toda la habitación 
y sobre el escritorio se encuentra un papel, escrito con color negro borroneado 
por la tempestad de la soledad, que me cuenta esto::



Huston Texas, Estados unidos 9 De Marzo de 1999

Diego:

Como estas? Los chicos? Espero que estén todos bien, como esta la enana? 
Sigue siendo tan preguntona y hermosa como siempre? Yo te cuento que acá 
es primavera y pronto vamos a tener las famosas spring break algo así
como unas mini vacaciones donde todos se descontrolan, como nosotros en Bariloche 
pero ellos las tienen todos los años, hablando de Bariloche, como están 
los preparativos para el viaje? Cuando se van ya lo saben? Viajan por LAPA al 
final no? Bueno, supongo que el bombardeo de preguntas es para no comenzar a 
decir todas las cosas que quiero decir, las voy a enumerar para no olvidarme 
de ninguna



1)Diego sabes que te amo, no hace falta que te lo diga, pero estar lejos, esta 
distancia no es como lo que pensábamos es muy difícil estar lejos 
de vos queriéndote como te quiero, y mas aun sabiendo que vos estas mal, 
por esta distancia.

2)Cada vez que me llega una nueva carta tuya tengo un miedo terrible de que 
me digas que conociste a alguien y mas miedo tengo yo de en algún momento 
tener que escribirte que conocí a alguien, tengo miedo de todo lo que
nos puede pasar y de todas las cosas que dijimos que íbamos a hacer juntos 
y ahora no podemos.

3)Me dijeron el lunes que hay muchas posibilidades de que entre en una buena 
uni para estudiar Arqueología, vos sabes que estudiar eso en Argentina 
es imposible, y que es lo que yo siempre quise, se que debes estar pensando, 
ahora me va a decir que no quiere volver. Y no es así Diego yo quiero 
volver, pero no se si lo voy a hacer a los 21 como te dije cuando me fui.

4)Se que al leer esta carta te vas a sentir mal y siento ser como siempre la 
científica y por ende la fría en esta relación, pero no 
se cuando tiempo podemos seguir asi y que tanto mal nos estamos haciendo esperando 
por un señal de humo del otro al lado opuesto del continente.

Supongo que por todas esas cosas y por muchas mas, es mejor que por ahora no 
nos escribamos mas, a mi me hace mal pensar en vos y saber que no te puedo ir 
a buscar a tu casa o no te puedo llamar y hablar 5 horas como hacíamos 
antes, me hace mal estar lejos y me mata saber que estoy lejos de tuyo al pensarlo, 
Diego perdóname si te hago mal, sos el amor de mi vida y siempre lo vas 
a ser, pero hay que terminar las cosas antes de que el dolor nos termine destruyendo...te 
amo y siempre lo voy a hacer. Laura.

T.